Vogue, la moda y las mujeres mayores

Mrs. Exeter, portada de 1959

Chelo Oñate, investigadora de nuestro observatorio ha realizado la siguiente reflexión sobre el artículo publicado por la socióloga británica Julia Twigg, “How does Vogue conceptualise age?”, en el cual se analiza la relación que mantiene la revista británica Vogue con la moda y la edad, desde 1950. Compartimos con vosotros reseña elaborada por Chelo sobre este artículo.

Vogue tiene una gran influencia en el mundo de la moda y su público objetivo es el de las mujeres menores de 20 años, sin embargo la elegancia que nos transmite la revista es mas bien propia de personas mayores, y no de jóvenes.

La que es la primera revista británica de Moda tan solo admite algunas imágenes de personas mayores en las que se disimula la edad, y nunca salen en portada, siendo su apuesta clara por jóvenes de entre 15 y 25 años de edad.

Una encuesta de 2004 revela que la personas mayores a partir de 65 años están muy poco interesadas en la moda, pero también es cierto que para la moda la edad no es deseable ni sexy. Sin embargo, Vogue no puede obviar este, cada día, mayor potencial humano. Cuando hablamos de moda, lo primero que se nos viene a la cabeza es belleza y juventud. Pero esto no tiene porque ser necesariamente así, el paso del tiempo y el gran potencial de las mujeres mayores motivarán un cambio en este concepto.

Hasta 2007 la edad nunca estuvo reflejada en las portadas de esta revista, pero aparece “Ageless Style”, una portada con varias mujeres sin edad aparente, pero cuyas edades están entre los 19 y los 53, buscando el glamour y la juventud.

Vogue_Ageless_Style-738683

Ageless Style en 2007

En este mismo año, Shulman, en un debate sobre este tema se decide y  define “cómo envejecer de manera elegante en la Moda”.

Según Chelo pensamos que perdemos a la persona al ir envejeciendo, pero no debe ser así, y la manera de vestir de las personas mayores y sus placeres deben reflejarlo.

Vogue, no quiere quedarse obsoleta con respecto a las opiniones sobre le edad, y empieza a publicar noticias sobre las personas mayores relegadas en determinados actos de la moda, (aunque sin dar imágenes). En 2005 incluye a una mujer de 70 años vestida de blanco, y mas tarde, en 2008 ya presenta otras imágenes de mujer con nueva apariencia.

Otra técnica que utiliza la revista británica para no dejar de lado su esencia de juventud, es sacar generaciones juntas (Jane Birkin y su hija, en 2007) o mostrar iconos como Mary Quant en 2008.

Vogue también llega a presentar a la mujer mayor real, y no a una modelo. Aunque se sigue tratando el tema de la mujer y la edad de forma esporádica

A pesar de todo esto, se sigue tratando el tema de la edad y la mujer de forma muy esporádica, puesto que la revista sigue luchando por la perfección y la estética en la juventud. La edad y el envejecimiento sigue siendo su cuenta pendiente. Este estudio nos dice que se ha olvidado de ello.

El problema, dice Chelo, es que las personas mayores compran y utilizan la moda, y este hecho se deja pasar, cuando esto también merece un análisis y que se tenga en cuenta a la hora de tratar la moda, para no relacionarla única y exclusivamente a los jóvenes como hasta ahora ha pretendido al revista.

Sin embargo en este estudio se ve el cambio de Vogue en los años 50 con Mrs Exeter (una figura de su tiempo, icono de la burguesía en su tiempo) y el cambio más representativo hacia el siglo 20 lo da Ageless, aunque siempre intentando ocultar el envejecimiento.

Como bien nos dice Chelo, la tercera edad irrumpe y tendremos que asistir al entendimiento entre Edad y Moda.

Chelo Oñate 

derecho-3

Julia Twigg es profesora de política social y sociología en la Universidad de Kent.
Se interesa en la ropa, la edad y el cuerpo, tanto desde el punto de vista histórico y sociológico. Ella es coordinadora conjunta con la Dra. Wendy Martin de la BSA Grupo de estudio de envejecimiento, el Cuerpo y la Sociedad