Rosa María Calaf: “El envejecimiento no es una enfermedad”

La periodista Rosa María Calaf considera que “la vejez no es una enfermedad” y apuesta porque desde las diferentes administraciones se articulen campañas “para aprender a ser mayores” que defiendan un envejecimiento “activo y saludable” y vayan alejando al conjunto de la sociedad de algunos de los estereotipos y prejuicios que, en la vida real y en su reflejo en los medios de comunicación, rodean esta etapa de la vida.

bbbbimg-20161202-wa0009Estas fueron algunas de las contundentes afirmaciones que realizó la periodista en el transcurso de la sesión de trabajo abierta e intergeneracional organizada por el Observatorio de Mayores y Medios de Comunicación (MAYMECO) de la UPUA (Universidad Permanente de la Universidad de Alicante) titulada “La imagen de los mayores de comunicación: análisis y percepción desde la experiencia”.

Esta jornada forma parte de una serie de actos que viene desarrollando este Observatorio de forma regular abiertas al público y en las que se invita a personas mayores de relevancia nacional en el ámbito del periodismo y la comunicación para analizar junto a ellas diferentes enfoques de esta realidad, como lo fue en su día el periodista Iñaki Gabilondo.

La última de estas jornadas tuvo el pasado viernes 2 de diciembre, estuvo presidida por el vicerrector Enrique Herrero Rodríguez y se desarrolló en el salón de actos del Aulario II de la Universidad de Alicante (UA) y a la misma asistieron unas 150 personas, la mayoría de ellas alumnos de grado de Publicidad y Relaciones Públicas de la propia Universidad de Alicante, así como los profesores de MAYMECO y los alumnos-investigadores del propio Observatorio, además de numerosas personas y público en general interesado por estos temas. leer más

“Mi abuelo, Rafael Altamira, le dejó claro a Franco que no volvería del exilio mientras un traidor a la República estuviese en el poder; y no volvió”

Pilar Altamira en el centro junto a los miembros de MAYMECO bajo el cuadra del "abuelo" Rafael Altaimira que hay en la Sede de Alicante de la UA

Pilar Altamira en el centro junto a los miembros de MAYMECO bajo el cuadra del “abuelo” Rafael Altaimira que hay en la Sede de Alicante de la UA

Rafael Altamira fue un gran hombre. Alicantino y uno de los grandes. Eso, afortunadamente, hoy muchos lo saben y conocen pese al silencio impuesto por la pesada losa de la dictadura. Lo que muchos no saben es que, en parte, lo es gracias a una mujer, su nieta, Pilar Altamira, criada en cuna franquista pero que un día y, como ella misma confiesa y tras conocer a un novio comunista, “abrió los ojos” y pensó que mejor que médico era seguir los pasos del abuelo. De retazos de la obra y las vidas entrecruzadas de ambos personajes -abuelo y nieta- está hecha esta entrevista.

Pilar, usted nunca vio a su abuelo Rafael Altamira, en persona y, sin embargo, ha dedicado gran parte de su vida a ser como una especie de albacea de su memoria capaz de atraer a las generaciones siguientes a su obra y a su figura. ¿Cómo sucedió que una persona que quería ser médico decidiera que su camino iba a ser el de perseguir los pasos de su abuelo?

 Bueno, pues yo esa pregunta me la he hecho también a mí misma muchas veces y realmente creo que es que ahí, de alguna forma, han funcionado los genes Altamira, que son interesarse por todo lo que sea el conocimiento y el saber. Entonces, de joven, yo tenía mis compañeros, todos muy científicos ellos, y resulta que luego les hablabas de teatro o de música y no tenían ni idea. Eso a mí es algo que me asombraba porque yo decía, bueno, pero si es que nos tendríamos que remontar a nuestros grandes maestros que fueron los del mundo griego y ahí es que la ciencia y las artes iban absolutamente unidas. Entonces, no se porqué luego hemos hecho esta especialización cada vez mas fuerte que a mí me horroriza. Ahí empieza todo. leer más

El largo camino de la lucha contra el maltrato y el abuso a las personas mayores

Un momento de la lectura del Manifiesto contra el Abuso y el Maltrato contra las personas mayores por miembros del Grupo de Envejecimiento del Colegio de Psicología

Un momento de la lectura del Manifiesto contra el Abuso y el Maltrato contra las personas mayores por miembros del Grupo de Envejecimiento del Colegio de Psicología

La necesidad de avanzar en el “buen trato” en todas las etapas de la vida como parte esencial de los derechos fundamentales y dar visibilidad a las diferentes formas de “maltrato” que sufren las personas mayores en nuestro país, fue el tema de la conferencia-coloquio titulada “Dignidad y buen trato: derechos fundamentales en todas las etapas de la vida” que tuvo lugar el pasado miércoles en la Sede Ciudad de la Universidad de Alicante.

Esta conferencia estuvo organizada conjuntamente por la Universidad Permanente de la Universidad de Alicante y el Colegio Oficial de Psicología de la Comunidad Valenciana con motivo del Día Mundial de la Toma de Conciencia y del Abuso a las Personas Mayores y contó con la colaboración del Observatorio de Mayores y Medios de Comunicación  (MAYMECO) de la UPUA, uno de cuyos miembros, Pere Miquel Campos, hizo de moderador.

La primera parte del acto, al que asistieron medio centenar de personas, estuvo centrado en la exposición que llevó a cabo la psicóloga y miembro del Grupo de Trabajo de Envejecimiento Cristina Carbonell Zaragoza sobre las diferentes formas de maltrato a las personas mayores en nuestro país. leer más

Mayores y jóvenes: una clase de vida en la UA

Mari Carmen Molina (*)

Un día Concha Bru, la directora de la Universidad Permanente de la Universidad de Alicante (UPUA), nos propuso a alumnos de la misma si queríamos asistir como protagonistas y por ser mayores a una clase para explicar nuestra actual vida a alumnos de la propia universidad de primer curso de Servicios Sociales, ya que cuando tengan que ejercer su profesión, los mayores serán sus “clientes” y tienen que saber cómo somos. Como me apunto a muchas cosas de las que me proponen y porque me parecía una experiencia interesante, le dije que contara conmigo.

El día que había que asistir a la clase fui a la Universidad con otro compañero, José Rubio, ya que ambos estaríamos en la misma clase. Concha nos presentó al profesor  Roberto Mohedano que, por cierto, me pareció encantador. En la clase había unos 40 alumnos, de unos 18 años más o menos. Al principio nos miraban expectantes: ¿qué nos vendrán a contar?, imagino pensaban. leer más

José María Perea: “Siempre me ha dolido Alicante y a lo largo de los últimos años de una manera angustiosa”

José María Perea durante la entrevista: "Uno de los retos de las ciudades es recuperar la calle, la vida en la calle, como se hacía en nuestra infancia y juventud"

José María Perea durante la entrevista: “Uno de los retos de las ciudades es recuperar la calle, la vida en la calle, como se hacía en nuestra infancia y juventud”

Tres grandes pasiones se han cruzado en la vida de este hombre: Alicante, el periodismo y la Política en mayúsculas. A ellas, además de a su familia, ha dedicado todo su tiempo y de ellas hablamos en esta entrevista-río. Eso sí, sin olvidar el activismo ecologista, una de sus facetas menos conocidas pero sin cuya paleta verde no quedaría completo el cuadro del personaje. Hablamos de José María Perea, el hombre que de niño “practicaba” para poder ser un día director de orquesta, que pudo ser salesiano y que, ya mayor, soñó y no le dejaron ser alcalde de su ciudad. Y, claro, tratamos de mirarlo de cerca para encontrar esos claroscuros y esos olores de la infancia impregnados en su memoria que definen y explican la persona que casi todos conocemos. (*)

-José María, eres, sin duda, una de las personas que mas y mejor conoce esta ciudad. ¿Te duele Alicante?

-Mucho; yo creo que me ha dolido siempre, quizá en estos días no sea lo que mas me duela, pero a lo largo de los últimos años de una manera casi angustiosa, de tal manera que hice mi propósito de relativizar también esos amores.

-Pero hablas de amor…

-Sí. Los amores intensos siempre tienen esas cosas y hay que tomar una cierta distancia para que no acaben siendo una cosa que te inhabilite para otras cosas, o te cree mas frustración que satisfacciones.

-En ese dilema dolor/amor que comentas te queríamos proponer un viaje por la ciudad, recorrerla de tu mano, un breve recorrido por el Alicante de tu infancia y juventud. ¿Qué imágenes te vienen a la memoria de aquel tiempo, de las gentes de entonces, si es que hay espacio para la nostalgia?

-A mí, sobre todo, la imagen que tengo mas clara es la vida en la calle, que yo creo que es uno de los grandes valores que tienen las ciudades y por eso creo habría que recuperar el tema de la calle. Yo nací muy cerca de aquí (la entrevista se realiza en una sala de la Sede de la Universidad de Alicante en Ramón y Cajal), en la calle Bazán, casi esquina con Gerona y, prácticamente, desde que salíamos del colegio la vida era en la calle; nuestras madres y mas en una ciudad como Alicante, con esta buena climatología, a la hora de la cena o la merienda salían al balcón, nos daban dos voces para que subiéramos para el bocadillo. Subíamos y volvíamos a bajar a la calle. La vida, como digo, se hacía en la calle y la calle era una forma de socialización muy importante y de aprendizaje para todos nosotros; en la calle lo aprendías casi todo, desde los juegos infantiles…

leer más

1 2 3 4 13