Mayores y jóvenes: una clase de vida en la UA

Mari Carmen Molina (*)

Un día Concha Bru, la directora de la Universidad Permanente de la Universidad de Alicante (UPUA), nos propuso a alumnos de la misma si queríamos asistir como protagonistas y por ser mayores a una clase para explicar nuestra actual vida a alumnos de la propia universidad de primer curso de Servicios Sociales, ya que cuando tengan que ejercer su profesión, los mayores serán sus “clientes” y tienen que saber cómo somos. Como me apunto a muchas cosas de las que me proponen y porque me parecía una experiencia interesante, le dije que contara conmigo.

El día que había que asistir a la clase fui a la Universidad con otro compañero, José Rubio, ya que ambos estaríamos en la misma clase. Concha nos presentó al profesor  Roberto Mohedano que, por cierto, me pareció encantador. En la clase había unos 40 alumnos, de unos 18 años más o menos. Al principio nos miraban expectantes: ¿qué nos vendrán a contar?, imagino pensaban. leer más

José María Perea: “Siempre me ha dolido Alicante y a lo largo de los últimos años de una manera angustiosa”

José María Perea durante la entrevista: "Uno de los retos de las ciudades es recuperar la calle, la vida en la calle, como se hacía en nuestra infancia y juventud"

José María Perea durante la entrevista: “Uno de los retos de las ciudades es recuperar la calle, la vida en la calle, como se hacía en nuestra infancia y juventud”

Tres grandes pasiones se han cruzado en la vida de este hombre: Alicante, el periodismo y la Política en mayúsculas. A ellas, además de a su familia, ha dedicado todo su tiempo y de ellas hablamos en esta entrevista-río. Eso sí, sin olvidar el activismo ecologista, una de sus facetas menos conocidas pero sin cuya paleta verde no quedaría completo el cuadro del personaje. Hablamos de José María Perea, el hombre que de niño “practicaba” para poder ser un día director de orquesta, que pudo ser salesiano y que, ya mayor, soñó y no le dejaron ser alcalde de su ciudad. Y, claro, tratamos de mirarlo de cerca para encontrar esos claroscuros y esos olores de la infancia impregnados en su memoria que definen y explican la persona que casi todos conocemos. (*)

-José María, eres, sin duda, una de las personas que mas y mejor conoce esta ciudad. ¿Te duele Alicante?

-Mucho; yo creo que me ha dolido siempre, quizá en estos días no sea lo que mas me duela, pero a lo largo de los últimos años de una manera casi angustiosa, de tal manera que hice mi propósito de relativizar también esos amores.

-Pero hablas de amor…

-Sí. Los amores intensos siempre tienen esas cosas y hay que tomar una cierta distancia para que no acaben siendo una cosa que te inhabilite para otras cosas, o te cree mas frustración que satisfacciones.

-En ese dilema dolor/amor que comentas te queríamos proponer un viaje por la ciudad, recorrerla de tu mano, un breve recorrido por el Alicante de tu infancia y juventud. ¿Qué imágenes te vienen a la memoria de aquel tiempo, de las gentes de entonces, si es que hay espacio para la nostalgia?

-A mí, sobre todo, la imagen que tengo mas clara es la vida en la calle, que yo creo que es uno de los grandes valores que tienen las ciudades y por eso creo habría que recuperar el tema de la calle. Yo nací muy cerca de aquí (la entrevista se realiza en una sala de la Sede de la Universidad de Alicante en Ramón y Cajal), en la calle Bazán, casi esquina con Gerona y, prácticamente, desde que salíamos del colegio la vida era en la calle; nuestras madres y mas en una ciudad como Alicante, con esta buena climatología, a la hora de la cena o la merienda salían al balcón, nos daban dos voces para que subiéramos para el bocadillo. Subíamos y volvíamos a bajar a la calle. La vida, como digo, se hacía en la calle y la calle era una forma de socialización muy importante y de aprendizaje para todos nosotros; en la calle lo aprendías casi todo, desde los juegos infantiles…

leer más

Los setenta, los nuevos cuarenta

“La vida empieza a los 70, […] y los setenta son los nuevos 40 ¿no lo sabíais? ” El exótico Hotel Marigold de Deborah Moggach.

 Marián Alesón Carbonell

Marián Alesón Carbonell

MARIAN ALESON CARBONELL (*)

Con esta frase sorprendente los habitantes del exótico Hotel Marigold desafían a sus familias y a la sociedad que los ha relegado a un residencia disfrazada de hotel donde descansar hasta el fin de sus días. Ante esta situación, la mayoría de los residentes se intenta rebelar y busca en ese exótico paraje un modo de volver a definirse como personas.

Es de agradecer que éste y algunos otros relatos recientes, como El amante japonés de Isabel Allende, empiecen a ofrecernos otra nueva perspectiva sobre el envejecimiento. Nueva, en cierta forma, porque es una realidad callada que ha permanecido oculta, desdeñada y apartada de la corriente de pensamiento general de la sociedad moderna, mucho más pendiente de sobrevalorar las cualidades de la juventud, de mostrar en las portadas imágenes de sempi-eternos jóvenes, que de valorar los frutos de la madurez. leer más

Fuera de Foco

mariadoloresmolla

Mª Dolores Mollá Soler. Desde hace varios años, un grupo de profesores y alumnos –personas mayores estudiantes universitarios- de la Universidad Permanente de la Universidad de Alicante que, bajo el nombre de Observatorio de Mayores y Medios de Comunicación, lleva haciendo un estudio de la presencia de los mayores en dichos medios. Este curso me he incorporado al Observatorio y me ha llamado mucho la atención la invisibilidad de los mayores en los medios. La poca atención que dedican a las actividades de la gente mayor los medios de comunicación: «Lo que no sale en los medios, no existe». (*) leer más

Emilia Caballero: “Las mujeres llevamos 300 años luchando por la igualdad…”

Emilia Caballero, medio siglo de lucha por la igualdad de las mujeres

Mujer menuda y de voz rotunda. Vitalista, sus palabras y sus carcajadas resuenan como un torrente, no sólo por la firmeza de cómo las pronuncia, sino, y sobre todo, por lo que dice. “Las mujeres llevamos 300 años luchando por la igualdad…”, toda una declaración de intenciones, una frase entrecortada, un apunte más de una larga conversación. La entrevista con Emilia Caballero es con los miembros del Observatorio de Mayores y Medios de Comunicación (MAYMECO) y tiene lugar en su propia casa de Alicante, unos días antes de las elecciones del 24M, la fecha que, muy posiblemente, marcó un nuevo cambio de rumbo para este país. En ella recorremos su  larga lucha por la igualdad y a favor de las mujeres, el feminismo, la educación en valores democráticos “que no hemos hecho”,  pero también nos paramos en algunos capítulos “oscuros” de su larga travesía por la Sindicatura de Greuges de la Comunidad Valencianas, la educación, la prostitución o los nuevos movimientos políticos surgidos al calor del 15M. leer más

1 2 3 4 5 13